Presentación

A todos los poetas y poetisas del Universo: ¿qué hacéis con vuestras palabras? ¿A cuántos oídos llegan? ¿A cuántas mentes inquietan? ¿Y cuántas conciencias remueven? ¡Quemad aquí y ahora con vuestros versos! Bienvenidos. / To all the poets in the Universe: what do you do with your words? How many ears they reach? How many minds they move? Burn here and now with your verses! Welcome.

Pasión por los versos: Clubpoetas nace con vocación universal y con la intención de ser un lugar de encuentro para todos los poetas y poetisas que defiendan la libre expresión en poesía. Poetas y poetisas del mundo, ¡bienvenidos!
(Fuente imágenes: salvo indicación expresa: Google)

22 mar. 2016

Alfonsina Storni: "Alma desnuda"

Al borde de la noche y de tantas otras cosas, en un día cualquiera de una ciudad cualquiera, tan grande y tan pequeña como ésta desde la que te escribo, regreso a ti con este bello y delicado poema de una gran poetisa, Alfonsina Storni, esperando -como siempre- que te guste, querido lector.


Alma desnuda

Soy un alma desnuda en estos versos, 
Alma desnuda que angustiada y sola 
Va dejando sus pétalos dispersos. 

Alma que puede ser una amapola, 
Que puede ser un lirio, una violeta, 
Un peñasco, una selva y una ola. 

Alma que como el viento vaga inquieta 
Y ruge cuando está sobre los mares, 
Y duerme dulcemente en una grieta. 

Alma que adora sobre sus altares, 
Dioses que no se bajan a cegarla; 
Alma que no conoce valladares. 

Alma que fuera fácil dominarla 
Con sólo un corazón que se partiera 
Para en su sangre cálida regarla. 

Alma que cuando está en la primavera 
Dice al invierno que demora: vuelve, 
Caiga tu nieve sobre la pradera. 

Alma que cuando nieva se disuelve 
En tristezas, clamando por las rosas 
con que la primavera nos envuelve. 

Alma que a ratos suelta mariposas 
A campo abierto, sin fijar distancia, 
Y les dice: libad sobre las cosas. 

Alma que ha de morir de una fragancia 
De un suspiro, de un verso en que se ruega, 
Sin perder, a poderlo, su elegancia. 

Alma que nada sabe y todo niega 
Y negando lo bueno el bien propicia 
Porque es negando como más se entrega. 

Alma que suele haber como delicia 
Palpar las almas, despreciar la huella, 
Y sentir en la mano una caricia. 

Alma que siempre disconforme de ella, 
Como los vientos vaga, corre y gira; 
Alma que sangra y sin cesar delira 
Por ser el buque en marcha de la estrella.
autógrafo
Alfonsina Storni
Ir al índice del blog

No hay comentarios:

Publicar un comentario