Presentación

A todos los poetas y poetisas del Universo: ¿qué hacéis con vuestras palabras? ¿A cuántos oídos llegan? ¿A cuántas mentes inquietan? ¿Y cuántas conciencias remueven? ¡Quemad aquí y ahora con vuestros versos! Bienvenidos. / To all the poets in the Universe: what do you do with your words? How many ears they reach? How many minds they move? Burn here and now with your verses! Welcome.

Pasión por los versos: Clubpoetas nace con vocación universal y con la intención de ser un lugar de encuentro para todos los poetas y poetisas que defiendan la libre expresión en poesía. Poetas y poetisas del mundo, ¡bienvenidos!
(Fuente imágenes: salvo indicación expresa: Google)

18 oct. 2017

José Hierro: "Evocación"

Os adjunto hoy uno de los poemas de la etapa iniciática de uno de los poetas más importantes de la lírica española contemporánea que ya ha tenido espacio en este blog y que seguirá teniéndolo en entradas posteriores. Se trata de unos versos de un José Hierro juvenil que os invito a  leer y disfrutar.



Evocación

Hoy sé que los quebrados son olivos
cercados en el área de la escuela.
Hoy sé que llevan remo y blanca vela
los amados balandros adjetivos.

Hoy sé que aquellos tiempos están vivos, 
que cada asignatura es centinela
que vigila un recuerdo y lo revela
con gesto y con presencia redivivos. 

Me encontré solitario, inerte, ciego,
sin risueño pasado, sin el juego
alegre entre los vientos del verano,

y yo busqué en los álamos mi vida
y al no encontrarla la creí perdida,
y estaba aquí, al alcance de la mano.

(De Prehistoria literaria, 1939)


José Hierro
Ir al índice del blog

Garcilaso de la Vega: "Soneto V- Escrito está en mi alma vuestro gesto (...)"

Un clásico imprescindible, poeta y soldado, para la entrada de hoy. ´"Escrito está en mi alma vuestro gesto..." es una de las composiciones más conocidas del toledano Garcilaso de la Vega (1501-1536), introductor en España junto con Boscán de la lírica renacentista de influencia italiana y máximo exponente de este movimiento poético durante la primera mitad del siglo XVI.

Con sus versos os dejo esperando, como siempre, que os inspire.

Soneto V- Escrito está en mi alma vuestro gesto (...)

Escrito está en mi alma vuestro gesto
y cuanto yo escribir de vos deseo;
vos sola lo escribistes, yo lo leo
tan solo, que aun de vos me guardo en esto.

En esto estoy y estaré siempre puesto;
que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,
de tanto bien lo que no entiendo creo,
tomando ya la fe por presupuesto.

Yo no nací sino para quereros;
mi alma os ha cortado a su medida;
por hábito del alma misma os quiero;

cuanto tengo confieso yo deberos;
por vos nací, por vos tengo la vida,
por vos he de morir y por vos muero.


Garcilaso de la Vega

Ir al índice del blog


22 mar. 2016

Alfonsina Storni: "Alma desnuda"

Al borde de la noche y de tantas otras cosas, en un día cualquiera de una ciudad cualquiera, tan grande y tan pequeña como ésta desde la que te escribo, regreso a ti con este bello y delicado poema de una gran poetisa, Alfonsina Storni, esperando -como siempre- que te guste, querido lector.


Alma desnuda

Soy un alma desnuda en estos versos, 
Alma desnuda que angustiada y sola 
Va dejando sus pétalos dispersos. 

Alma que puede ser una amapola, 
Que puede ser un lirio, una violeta, 
Un peñasco, una selva y una ola. 

Alma que como el viento vaga inquieta 
Y ruge cuando está sobre los mares, 
Y duerme dulcemente en una grieta. 

Alma que adora sobre sus altares, 
Dioses que no se bajan a cegarla; 
Alma que no conoce valladares. 

Alma que fuera fácil dominarla 
Con sólo un corazón que se partiera 
Para en su sangre cálida regarla. 

Alma que cuando está en la primavera 
Dice al invierno que demora: vuelve, 
Caiga tu nieve sobre la pradera. 

Alma que cuando nieva se disuelve 
En tristezas, clamando por las rosas 
con que la primavera nos envuelve. 

Alma que a ratos suelta mariposas 
A campo abierto, sin fijar distancia, 
Y les dice: libad sobre las cosas. 

Alma que ha de morir de una fragancia 
De un suspiro, de un verso en que se ruega, 
Sin perder, a poderlo, su elegancia. 

Alma que nada sabe y todo niega 
Y negando lo bueno el bien propicia 
Porque es negando como más se entrega. 

Alma que suele haber como delicia 
Palpar las almas, despreciar la huella, 
Y sentir en la mano una caricia. 

Alma que siempre disconforme de ella, 
Como los vientos vaga, corre y gira; 
Alma que sangra y sin cesar delira 
Por ser el buque en marcha de la estrella.
autógrafo
Alfonsina Storni
Ir al índice del blog