Presentación

A todos los poetas y poetisas del Universo: ¿qué hacéis con vuestras palabras? ¿A cuántos oídos llegan? ¿A cuántas mentes inquietan? ¿Y cuántas conciencias remueven? ¡Quemad aquí y ahora con vuestros versos! Bienvenidos. / To all the poets in the Universe: what do you do with your words? How many ears they reach? How many minds they move? Burn here and now with your verses! Welcome.

Pasión por los versos: Clubpoetas nace con vocación universal y con la intención de ser un lugar de encuentro para todos los poetas y poetisas que defiendan la libre expresión en poesía. Poetas y poetisas del mundo, ¡bienvenidos!
(Fuente imágenes: salvo indicación expresa: Google)

22 mar. 2016

Alfonsina Storni: "Alma desnuda"

Al borde de la noche y de tantas otras cosas, en un día cualquiera de una ciudad cualquiera, tan grande y tan pequeña como ésta desde la que te escribo, regreso a ti con este bello y delicado poema de una gran poetisa, Alfonsina Storni, esperando -como siempre- que te guste, querido lector.


Alma desnuda

Soy un alma desnuda en estos versos, 
Alma desnuda que angustiada y sola 
Va dejando sus pétalos dispersos. 

Alma que puede ser una amapola, 
Que puede ser un lirio, una violeta, 
Un peñasco, una selva y una ola. 

Alma que como el viento vaga inquieta 
Y ruge cuando está sobre los mares, 
Y duerme dulcemente en una grieta. 

Alma que adora sobre sus altares, 
Dioses que no se bajan a cegarla; 
Alma que no conoce valladares. 

Alma que fuera fácil dominarla 
Con sólo un corazón que se partiera 
Para en su sangre cálida regarla. 

Alma que cuando está en la primavera 
Dice al invierno que demora: vuelve, 
Caiga tu nieve sobre la pradera. 

Alma que cuando nieva se disuelve 
En tristezas, clamando por las rosas 
con que la primavera nos envuelve. 

Alma que a ratos suelta mariposas 
A campo abierto, sin fijar distancia, 
Y les dice: libad sobre las cosas. 

Alma que ha de morir de una fragancia 
De un suspiro, de un verso en que se ruega, 
Sin perder, a poderlo, su elegancia. 

Alma que nada sabe y todo niega 
Y negando lo bueno el bien propicia 
Porque es negando como más se entrega. 

Alma que suele haber como delicia 
Palpar las almas, despreciar la huella, 
Y sentir en la mano una caricia. 

Alma que siempre disconforme de ella, 
Como los vientos vaga, corre y gira; 
Alma que sangra y sin cesar delira 
Por ser el buque en marcha de la estrella.
autógrafo
Alfonsina Storni
Ir al índice del blog

24 sept. 2015

Rafael Alberti: "Se equivocó la paloma"

Retomamos los versos con un gaditano, Premio Cervantes de la Generación del 27, que ya ha estado en este blog y que volverá con más poemas de distintas fases de su vida literaria.

Alberti de nuevo con  nosotros. Feliz día, lectores.


Se equivocó la paloma

Se equivocó la paloma.
Se equivocaba.

Por ir al Norte, fue al Sur.
Creyó que el trigo era agua.
Se equivocaba.

Creyó que el mar era el cielo;
que la noche la mañana.
Se equivocaba.

Que las estrellas eran rocío;
que la calor, la nevada.
Se equivocaba.

Que tu falda era tu blusa;
que tu corazón su casa.
Se equivocaba.

(Ella se durmió en la orilla.
Tú, en la cumbre de una rama.)

autógrafo
Rafael Alberti

Ir al índice del blog


23 abr. 2015

Día del Libro y Víctor Botas: "Catedral"

Un año más, este blog os invita a leer, leer y releer más que nunca hoy, Día Internacional del Libro, una conmemoración celebrada cada 23 de abril en más de cien países de todo el mundo.

Felicidades a todos los Jorges y Jordis que celebran hoy su santo, a los catalanes, en su día de Sant Jordi, y los cubanos, en su día del Idioma.

Y, ¡como no!, a los míos, los asturianos, y más concretamente los ovetenses, hemos nacido en una ciudad cuna de literatos y poetas como: Campoamor, Pérez de Ayala, Carlos Bousoño, Ángel González o Víctor Botas. Y tantos otros.


El poema de hoy es de Víctor Botas (1945-1994), uno de los poetas más laureados de su generación, por su ser capaz, entre otras razones, de revitalizar el clasicismo y conseguir que los tópicos ancestrales se amoldaran a la visión contemporánea de la vida.

Un escritor que no se dejó invadir por las nuevas tendencias creativas, sino que se mantuvo en un registro respetuoso de las tradiciones lingüísticas, y que supo ser coloquial e irónico al mismo tiempo.

Apasionado de las lenguas antiguas, nos dejó una serie de poemas cortos de los cuales he escogido éste que a modo de pequeño homenaje a uno de los monumentos más emblemáticos de mi tierra: la catedral de Oviedo.

¡Feliz lectura!


Catedral

Ante estas piedras súbitas
mojadas por los siglos
los hisopos
y también por la lluvia
me parece
escuchar voces muertas
cánticos
gregorianos
la fatiga-
da tos de los canteros.

Víctor Botas
Ir al índice del blog